Inicio Comunidad Escuela Info Vinculos Contacto
 
 

Cantos y Poemas

 
  Somos Hijos del Maíz (Luis Enrique Mejía Godoy) 1980  
  Del Trópico (Rubén Darío)  
  La Bala (Salomón de la Selva)  
     
     
  SOMOS HIJOS DEL MAIZ
(Luis Enrique Mejía Godoy) 1980

Si nos quitan el pan
nos veremos en la obligación
de sobrevivir como lo hicieron nuestros abuelos
con el maiz fermentado
en la sangre de los héroes

Con el maiz sembrado desde siempre
desde antes que ensangretaran nuestra tierra
los cuervos, los piratas, la cruz
la espada y el capital

Somos hijos del maiz
constructores de surcos y de sueños
y aunque somos un pais pequeño
ya contamos con más de mil inviernos
un millón de manos floreciendo
en la tarea interminable de sembrar
de abril a mayo, labrando, sembrando
tapizcando, desgranando
almacenando para la guerra y la paz!

Chicha de maiz, chicha pujagua
chicha raizuda, pelo de maiz
EL ATOOOOOL
Chingue de maiz, nacatamal
atolillo PERRERREQUEEEEE!

Tamalpizque, cosa de horno
pinolillo, pinol, posol,
Elote, chilote, tortilla empanada

Es decir el macizo
e irreversible alimento del pueblo
es decir el maciso
e irreversible alimento del pueblo...

Chicha de maiz...

Tamalpizque, cosa de horno
pinolillo, pinol, posol
elote, chilote, guirila, empanada

Es decir el macizo
e irreversible alimento del pueblo

De esta manera seremos más nuevos
de esta manera seremos más nuevos
de esta manera seremos más nuevos
de esta manera seremos maiiiiizzz
Nuevo!!
 
     
  DEL TRÓPICO
(Rubén Darío)

¡Qué alegre y fresca la mañanita!
Me agarra el aire por la nariz;
los perros ladran, un chico grita
y una muchacha gorda y bonita,
junto a una piedra, muele maíz.

Un mozo trae por un sendero
sus herramientas y su morral;
otro, con caites y sin sombrero,
busca una vaca con su ternero
para ordeñarla junto al corral.

Sonriendo a veces a la muchacha,
que de la piedra pasa al fogón,
un sabanero de buena facha
casi en cuclillas afila el hacha
sobre una orilla del mollejón.

Por las colinas la luz se pierde
bajo el cielo claro y sin fin;
ahí el ganado las hojas muerde,
y hay en los tallos del pasto verde
escarabajos de oro y carmín.

Sonando un cuerno corvo y sonoro,
pasa un vaquero, y a plena luz
vienen las vacas y un blanco toro,
con unas manchas color de oro
por la barriga y en el testuz.

Y la patrona, bate que bate,
me regocija con la ilusión
de una gran taza de chocolate,
que ha de pasarme por el gaznate
con las tostadas y el requesón.
 
     
  LA BALA
(Salomón de la Selva)

La bala que me hiera
será bala con alma.
El alma de esa bala
será como sería
la canción de una rosa
si las flores cantaran,
o el olor de un topacio
si las piedras olieran,
o la piel de una música
si nos fuese posible
tocar a las canciones
desnudas con las manos.
Si me hiere el cerebro
me dirá: Yo buscaba
sondear tu pensamiento.
Y si me hiere el pecho
me dirá: ¡Yo quería
decirte que te quiero!
 
     
     
     
FR | EN
     

«Tingo y William»